Blog

Mostrando últimas 10 noticias

Opinión Hernán Doren - Desarrollo del sistema de salud privado

Por Gregorio Sepulveda, publicado el viernes, 28 de febrero de 2014, a las 12:32

EL SISTEMA privado de salud es una opción validada por más de tres millones de personas en Chile, las cuales acceden a un nivel médico de calidad. El sistema público, dados sus recursos de financiamiento fiscal, permite otorgar beneficios a la población de menores ingresos; sin embargo, es evidente que debe existir un sistema alternativo, el cual permite que la población que va elevando su situación socioeconómica deje de ser carga del Estado, para que éste concentre sus esfuerzos en aquellos que más lo requieren. Por esto, se deben crear las condiciones que faciliten el desarrollo del sector privado de salud, lo cual redundará en un mayor acceso a atención médica.

Dado el funcionamiento actual del sistema privado de salud -que se financia exclusivamente con cotizaciones-, el crecimiento de los beneficiarios depende del desarrollo económico del país: a mayor crecimiento y mejores salarios, más personas optan por dicho sistema. En efecto, los últimos cuatro años han ingresado al sistema privado sobre 400 mil beneficiarios, a pesar de los problemas legales, políticos y de comunicación pública que enfrenta el sistema. Las dificultades mencionadas son enormes; en efecto, el último año el 85% del trabajo de las cortes de Apelaciones se focalizó en procesar los recursos de protección por alzas de precio de planes de isapres, y el Tribunal Constitucional ha modificado las leyes vigentes, eliminando parte de las normas, dejando un vacío. 

Se han planteado distintas ideas para avanzar en la solución de estos problemas, ninguna de las cuales concita apoyo unánime. A su vez, el continuo aumento de los costos de salud -fenómeno mundial- en el caso de Chile se ha manifestado como dudas respecto del funcionamiento de las isapres, especialmente respecto de las utilidades, adecuación de precios, cautividad de beneficiarios con enfermedades e integración vertical.

Por ello, cualquier proyecto de ley que busque corregir las dificultades antes mencionadas debe comenzar por mejorar la información de los beneficiarios y de toda la población respecto de los costos de la medicina moderna. Basta con saber que al año, en promedio, cada beneficiario concurre más de cuatro veces al doctor, requiere 18 exámenes y procedimientos, y uno de cada dos utiliza una licencia médica. A su vez, por múltiples causas, incluyendo el avance de la propia medicina y el envejecimiento de la población, el uso de atenciones de salud aumenta cada año. 

Es importante estudiar algún mecanismo que permita minimizar la cautividad de los beneficiarios enfermos, reconociendo que cualquier mecanismo de este tipo es complejo. Además, se deben establecer normas que sean respetadas, tanto desde la perspectiva de la adecuación de planes como de las atenciones cubiertas, y que no requieran el arbitrio de los tribunales de justicia. Por ejemplo, parece apropiado crear una institución que verifique qué tecnologías, técnicas, medicamentos y tratamientos resultan eficaces y bajo qué condiciones, de tal forma que el país los incorpore. 

Por último, se debe revisar en profundidad el sistema de licencias médicas, el cual muestra cambios de uso volátiles, que en su operatoria actual se presta para un eventual uso distinto a las necesidades propias de la salud, restando recursos para el sector público y privado.

Fuente: La Tercera

Asociación de Isapres rechaza críticas de Colmena

Por Antonio Iturra, publicado el jueves, 23 de enero de 2014, a las 21:59

Luego de que Colmena anunciara su retiro de la Asociación Chilena de Isapres, quedaron en evidencia los problemas que posee el actual sistema de salud privado en temas como la afiliación de usuarios, y las trabas para comparar los planes.

La decisión de abandonar la agrupación, según indicó Colmena, se debió a una diferencia de criterios profunda con el resto de los asociados, tras proponer una arancel único que facilitara el comparar planes entre isapres, además de terminar con las preexistencias que impiden la libre elección por parte de los usuarios.

Sobre este asunto, el presidente de la Asociación Chilena de Isapres, Hernán Doren, señaló que el tema sí se ha trabajado, pero que ha sido complicado lograr acuerdos entre los miembros de la entidad.

Además, la Asociación chilena de Isapres consignó en un comunidado que Colmena tampoco aportó con una solución viable a este tema cuando tuvo la posibilidad, ya que éste se discutía desde hace siete años.

La regulación que existe sobre las isapres y que les permite realizar este tipo de actividades, está instaurada desde 1981, y se espera que este año entren a discusión en el Congreso reformas al mismo.

En este sentido, el diputado Enrique Accorsi, miembro de la comisión de Salud de la Cámara Baja, sostuvo que cuando se intentó discutir el tema durante el gobierno de Ricardo Lagos, la derecha se opuso a realizar reformas.

De este modo, la cuarta operadora de salud se margina de la agrupación gremial que reunía a las 13 isapres que existen en nuestro país, justo cuando en el Congreso se espera que se entablen reformas al sistema privado.

Fuente: Bío-Bío Chile

Colmena renuncia a Asociación de Isapres

Por Antonio Iturra, publicado el jueves, 23 de enero de 2014, a las 21:52

La isapre Colmena, la cuarta más grande del sector en beneficiarios con 267.084, renunció a la Asociación de Isapres por diferencias que se produjeron al interior del gremio.

Según informó "El Mercurio", la compañía explicó que su salida se debe a que propuso, sin lograr acogida, la implementación de un arancel único para que los usuarios puedan comparar los planes de salud con mayor facilidad.

"Colmena optó por dar un paso al costado de la Asociación de Isapres tras no recibir acogida a una propuesta concreta de cambios que nos parecen urgentes para aumentar la transparencia y disminuir la asimetría de la información en el sistema privado de salud", indicaron desde la aseguradora.

A su vez, la empresa propuso la eliminación de la cautividad de las personas con preexistencias, permitiendo su movilidad por medio de un mecanismo de compensación entre las isapres.

"A través de medidas como estas, el objetivo de Colmena es contribuir a que Chile tenga un mejor sistema de salud y eso pasa por un debate abierto. En la Asociación de Isapres hay diversas visiones, lo que nos parece del todo legítimo; sin embargo, sentimos que la diversidad de criterios hacía difícil avanzar en reformas que creemos fundamentales para hacer del sistema uno que cumpla su rol social", manifestaron en la isapre, controlada por el grupo Bethia.

En esa línea, explicó que "de ahí que hayamos decidido dar un paso al lado y dejar la Asociación. Sin embargo, y así se lo hicimos saber a su presidente (Hernán Doren), seguimos estando disponibles para apoyar y propiciar cualquier esfuerzo que tienda a desarrollar y perfeccionar las industria de las isapres, así como aquellos que tiendan a mejorar el servicio y los beneficios que puedan entregarse a los afiliados al sistema".

En la aseguradora aseguran que es posible solucionar muchos de los problemas que se atribuyen al rubro "sin que esto signifique eliminar el sistema. Por el contrario, estamos seguros de que implementando algunos cambios, como los propuestos por Colmena, podríamos hacer de este un sistema inclusivo, transparente y sustentable".

Fuente: El Mercurio